MITOS SOBRE EL PELO. VERDADES O MENTIRAS.

  • 0

MITOS SOBRE EL PELO. VERDADES O MENTIRAS.

Categoría:Capilar Granada

Mi calvicie es hereditaria y no puedo hacer nada.

Es cierto que la alopecia hereditaria no se puede prevenir. Pero eso no significa que esté todo perdido.  Hay cosas que están en su mano, hábitos saludables, buena alimentación, poco o nada de alcohol  te podrán ayudar pero cuando el pelo diga de caerse poco podremos hacer salvo ponerte en manos de un especialista y realizarte un micro injerto capilar.

Con el estrés nos salen canas.

Dicen que ante el estrés de verse decapitada, María Antonieta acudió a la guillotina con la cabeza totalmente encanecida. Hay controversia al respecto. Es cierto que el estrés y las preocupaciones pueden afectar al funcionamiento de nuestro metabolismo, pero de ahí a ponernos el pelo blanco.  En esas situaciones anímicas difíciles, los primeros cabellos que se caen son precisamente los que tienen pigmento, es decir, los más oscuros. De modo que las canas quedan aún más visibles. Sobre María Antonieta, recordemos que lo normal era verla por palacio con historiadas pelucas que seguro que no llevaba el día de su muerte.

Arrancarse las canas hace que nos salgan más.

Otro mito extendido y que nos seguimos creyendo. Al envejecer, el folículo piloso produce menos melanina, el pigmento responsable de darle color al pelo. Si te quitas una te saldrán más. Pero no porque te la hayas quitado sino porque envejecer es un camino de no retorno. Si te salió una cana, vendrán otras. Eso sí, arrancártelas puede tener otro efecto: dañar el folículo piloso y provocar que no salga más pelo. Si te salió una cana y te la arrancas, te saldrán más pero no porque te la hayas arrancado es por el envejecimiento.

Cortarse el pelo lo hace más fuerte (el mito de los mitos sobre el pelo).

Ay, la pena en este caso es que este mito nos lo continuamos creyendo porque sigue siendo defendido de forma vehemente por profesionales de la peluquería. Cortarse el pelo no tiene ninguna acción sobre el folículo. Ni lo fortalece, ni lo debilita (y lo mismo se aplica a la depilación). Si te lo cortas, se sanearán las puntas y tendrá mejor aspecto. Pero no conseguirás ni que crezca más rápido, ni que lo haga más fuerte. Aplíquese a las cabecitas de los recién nacidos y esos rapados que les hacen sus papis. Si te cortas el pelo, se sanearán las puntas y tendrá mejor aspecto pero no conseguirás que crezca más rápido y fuerte.

Si te cortas las puntas, la melena te crece más rápido y mejor.

Un cabello recién cortado se ve y se siente más fuerte, pero eso no significa que se haya alterado el ritmo de crecimiento y, mucho menos, su textura o grosor. El grosor, textura y largura del cabello son características que vienen determinadas por los génes, y un corte de pelo no puede alterar nuestro código genético. Además, el pelo crece en la raíz del cuero cabelludo, por lo que cortar las puntas no tiene ningún impacto en la raíz.

Teñirse mucho el pelo causa calvicie.

No hay constancia de ninguna relación entre tinte y caída. Lo que sí se puede producir es un debilitamiento de la fibra capilar, ya que los tintes (sobre todo los que llevan decoloración), alteran las propiedades físico-químicas del cabello y lo vuelven más débil y quebradizo. Esto provoca que se rompa con mayor facilidad. Es precisamente esa rotura la que produce la pérdida del pelo.

Hay que cambiar de champú de vez en cuando porque el cabello se acostumbra a él y deja de funcionar.

Todo tiene una explicación. “Si notas que tu champú y acondicionador ya no son efectivos, puede ser porque ha cambiado el tiempo o porque llevas un nuevo peinado, ambos posibles desencadenantes de un cambio en la textura y el comportamiento de tu pelo. Aunque la causa más frecuente es el residuo que dejan los productos para peinar (laca, gel, cera…) cuando se usan en exceso.

Otra opción sería usar una versión más suave o más fuerte de tu champú y acondicionador; de este modo, adaptas los productos que empleas a los cambios de tu pelo. “Por ejemplo, si en verano usas un champú y acondicionador para dar volumen, quizá un champú o acondicionador hidratante funcionarán mejor en el frío seco del invierno, cuando el sudor y la humedad no afectan al volumen del peinado. También es muy importante cerciorarte de que estás usando productos de calidad: champús, acondicionadores, modeladores y tratamientos. A fin de cuentas, el pelo técnicamente está muerto y, por lo tanto, no puede generar tolerancia a un producto.

El cepillado excesivo del pelo lo daña.

El cepillado excesivo es algo que debe evitarse simplemente por el riesgo de dañar el pelo por la tracción excesiva que sobre este se ejerce. Si tienes nudos o grandes enredos, comienza a cepillarte en la parte inferior, para no agregar presión excesiva en el tallo capilar. Además, no cepilles el pelo cuando esté húmedo, que es cuando es más vulnerable a dañarse.

No me cepillo el pelo porque se me cae más.

Que se caiga más o menos pelo no es cuestión de cepillar el pelo con cuidado o evitar peinados tirantes en el caso de las mujeres. Tenga en cuenta que la raíz del pelo está a medio centímetro de profundidad por debajo de la piel; los cabellos que logramos arrancarnos fácilmente es porque están en fase de renovación, ya medio sueltos.  Está claro que el cepillado puede hacer que pierdas cabellos, sí pero cabellos que, de todas formas, ya estaban listos para caer. El cepillado excesivo es algo que debe evitarse simplemente por el riesgo de dañar el pelo. Si tienes nudos o grandes enredos, comienza a cepillarte en la parte inferior, para no agregar presión excesiva en el tallo capilar. Además, no cepilles el pelo cuando esté húmedo, que es cuando es más vulnerable a dañarse.

Aclarar el cabello con agua fría hace que este quede más brillante: 

Aunque la práctica en las peluquerías es habitual, no está comprobado que el agua fría tenga propiedades abrillantadoras. La lógica indica que enjuagarse el pelo con agua fría hace que las cutículas del pelo pierdan volumen y reflejen más luz, pero no existe evidencia científica que respalde esta creencia. La única técnica científicamente probada de suavizar las cutículas es usar el acondicionador adecuado cada vez que lo lavas.

Las planchas y rizadores no se pueden usar sobre el pelo mojado.

Sí y no. Es cierto que estropean la fibra si está húmedo, porque tarda más en secarse, obliga a dar más pasadas y, por tanto, la agresión es mayor para la cutícula. Pero todo está inventado. Y eso incluyen las planchas que sí se pueden usar con el pelo mojado.

El pelo sigue creciendo después de muerto.

Tan propio de las películas de terror y argumento de tantas conversaciones, lo cierto es que no. Si te mueres, todo tu organismo muere contigo. Con lo cual, del mito sobre el crecimiento del pelo y las uñas de los muertos no hay nada de verdad. Tan simple como que no se producen nuevas células de ningún tipo desde el “Más Allá”.

 Todos los moteros acaban calvos.

Llevar la cabeza tapada a ratos con gorra o casco, entre otros, no supone ningún perjuicio para la cabellera, a no ser que se haga un uso inadecuado de los mismos.

 Mi padre es calvo, yo acabaré calvo también.

No. Entre otras cosas porque el gen portador de la calvicie, ¡atentos todos!, no tiene un patrón temporal claro, puede saltarse generaciones o sucederse sin interrupción. “Por lo tanto, la observación de los familiares directos no es del todo un elemento clave para determinar el riesgo genético de desarrollar la calvicie. Contrariamente a lo que se cree, en la aparición de la alopecia androgenética o calvicie común, tiene más que decir la madre que el padre. La calvicie se hereda más por vía materna, por lo que es más fácil ser calvo si lo es el abuelo materno que si lo es el padre . En la aparición de la alopecia androgenética se ven implicados tanto factores hormonales androgénicos como genéticos. El gen receptor de andrógenos, clave para el desarrollo de la calvicie, está ligado al cromosoma X y éste los hombres lo heredan de la madre y no del padre. Es un caso similar al de otras enfermedades, como la hemofilia, que también se heredan de la madre.

Es perjudicial para el pelo usar horquillas y gomas.

Llevar el pelo recogido es malo si al recogerlo producimos tracción en el folículo. Si el pelo se recoge de forma suave no supone ningún inconveniente. Las horquillas y las gomas podrían incluirse en lo anteriormente dicho, añadiendo que si la persona presenta fragilidad capilar pueden lesionar el tallo piloso.

El champú de caballo hace que el pelo te crezca más y mejor.

Los champús para animales están especialmente formulados para ellos y no debería utilizarse en humanos, ya que podrían contener insecticidas y otros componentes para el mantenimiento y tratamiento de parásitos que puedan ser perjudiciales para el hombre. Además, la biotina que contienen no logra traspasar la piel.

DR. JOSÉ CÓRDOBA CAMPOS.

CIRUJANO PLÁSTICO.


A %d blogueros les gusta esto: